DIVORCIO: el desapego al trabajo puede ser una actitud comprendida en la causal de injurias graves

Se sostuvo que el desapego al trabajo constituye una actitud comprendida en la causal de injurias graves sólo cuando está sumada a un mal carácter que se traduce en insultos y golpes hacia el cónyuge, y que no puede decirse livianamente que el cónyuge sea una persona refractaria a trabajar por el solo hecho de haber pasado momentos sin hacerlo.

Sigue leyendo