Medidas autosatisfactivas. Defensa del consumidor. Motovehículo. Entrega de documentación.

Se admite la medida autosatisfactiva incoada y se ordena a la empresa demandada que proceda a la inmediata entrega de la documentación -título de propiedad, cédula verde, factura original de compra, patente y formularios de inscripción ante Registro Nacional de la Propiedad Automotor- que tiene en su poder en relación a una motocicleta adquirida por la madre del accionante, quien falleciera con posterioridad a la compra.

Motocicleta+JH125-5B (1)

Cardozo, Daniel vs. Cetrogar S.A. s. Medida autosatisfactiva /// Juzgado Civil Comercial y Laboral, Juan José Castelli, Chaco; 13-11-2013, RC J 912/14

Texto
AUTOS Y VISTOS: Para resolver en los presentes autos caratulados: “CARDOZO DANIEL C/ CETROGAR S.A. S/ MEDIDA AUTOSATISFACTIVA”; Expte. Nº 451/13 y, CONSIDERANDO:
Que a fs. 13/16 se presenta el Sr. DANIEL CARDOZO -D.N.I. Nº 33.227.981- con el patrocinio letrado del Dr. JULIO CESAR MORALES BORDÓN, promoviendo formal demanda de MEDIDA AUTOSATISFACTIVA, contra CETROGAR S.A. -CUIT 30592845748- con domicilio comercial en Avenida San Martín y Dr. Horacio Vázquez de esta ciudad, con el objeto que se condene a la empresa demandada a entregar las documentaciones (Título de Propiedad, Cédula Verde, Factura Original de compra, Patente. Formularios de Inscripción ante R.N.P.A., etc.) relacionados a la adquisición de una MOTOCICLETA MARCA HONDA MODELO WAVE NF 100- RY-NAC- MOTOR Nº SDH150FMG2C5843855- CHASIS Nº 8CHPCGB21DL016932, con costas.
Expresa que interpone la presente acción, amparándose en los términos de la Ley de Defensa del Consumidor Nº 24.240, solicita se conceda a su parte el beneficio de justicia gratuita, conforme lo normado en el art. 53 de la citada Ley, a los fines de la tramitación de la Medida solicitada.
Relata que en fecha 10/12/12, su madre -Sra. ANTONIA ERMELINDA DIAZ -D.N.I. Nº 24.939.446- adquirió en el local comercial CETROGAR S.A. -Sucursal Castelli- sito en Avenida San Martín y Dr. Horacio Vázquez de esta ciudad la motocicleta ut supra individualizada, operación debidamente documentada a través de Factura de Compra Nº 0060-00133142 por la suma de $ 15.131,28.
Que en la contratación de las condiciones de compra-venta que son impuestas por la firma comercial CETROGAR S.A. para la adquisición de la motocicleta referida, se establecieron el pago “obligatorio” de una serie de gastos, servicios y “beneficios” que son requisitos ineludibles para la compra del producto. Que los mismos se encuentran detallados en las facturas que se acompañan a la presente medida y que consisten en las siguientes: *Factura Nº 0060-00133142 (12/12/2012): Motocicleta Honda Wave NF 100 RY-Nac (8.096); Casco Mell Talle M ($ 0,01); Seguro Motocicleta por 12 Meses (806); Seguro de Vida por el Saldo Deuda ($ 208,80); Intereses por financiación (5.875,33), y Sellado ($ 145,14); que el pago se realizaría en 24 cuotas iguales y consecutivas de $ 630,47 Total de: $ 15.131.28; *Factura Nº 0060-00133144 (10/12/2012): Formulario 01D Digital ($ 90), Gastos Administrativos TdM ($ 50), Formulario 12 más Verificación ($ 25) y Débito por renovación de Crédito ($ 30); Total: $ 195; *Factura Nº 0060-00133143 (10/12/2012): Inscripción Motovehículo de 105 a 212 cc ($ 0.01), Inscripción Motov 105 a 121c C Grav ($ 259); Inscripción Motov 105 a 121c C No Grav ($ 347); Intereses por financiación ($ 344); Seguro de Vida por Saldo Deuda ($ 13,43); y Sellado ($ 9,34). Total: $ 973,48. Que su madre para poder adquirir la motocicleta ha contratado y se ha obligado a abonar a CETROGAR S.A. la suma globlal de $ 16.299,76. Que cuando un particular consumidor adquiere una motocicleta y/o ciclomotor en CETROGAR S.A., además de imponerles la contratación de todos los ítems descriptos anteriormente, también exigen como condición ineludible que el rodado ya sea inscripto ante el Registro Nacional de la Propiedad Automotor a favor y a nombre del adquirente; de lo contrario no se hace entrega al consumidor ninguna motocicleta, todo ello en cumplimiento de las normativas de tránsito vigente que ordenan la inscripción de los rodados de mayor o menor porte; que no se espera a la cancelación de la deuda (en caso de financiación por compra) para realizar la inscripción, sino que al concretar el negocio (compra) ya lo inscriben a través de los gestores que posee la firma comercial (condición que también es impuesta por el local comercial); basta ello comprobar con la Factura Nº0060-00133143 (10/12/2012) que adjunta al presente.
Que lo único en que sí demoran, es en efectuar la entrega al comprador de las documentaciones del rodado (del título de propiedad, chapa patente, cédula verde), que tiene las demoras propias de todo trámite ante el R.N.P.A., pero que en estos casos se demoran aún más debido a los “gestores” de la empresa.
Que lamentablemente, se produce el fallecimiento de su madre en fecha 18/01/2013 a los 44 años de edad, en esta ciudad de Castelli, conforme consta en el acta de defunción que acompaña.
Que, en su carácter de hijo legítimo, a fines de Enero 2013 se presentó en el local comercial CETROGAR S.A. de esta ciudad, para comunicar el fallecimiento de su madre, solicitando información sobre el estado de cuenta respecto a la compra realizada; que como su madre, al momento de comprar la motocicleta, había contratado una póliza de “Seguro de Vida por el Saldo de Deuda” (Formulario de adhesión/certificado de cobertura individual), Factura Nº 0060-00133143, en el local comercial le informaron que debía presentar a la brevedad las documentaciones que acrediten la compra de la motocicleta, el fallecimiento de su madre (certificado de defunción) y su calidad de hijo legítimo de la causante (partida de nacimiento), a los fines de gestionar la aplicación del seguro contratado (Seguro de vida saldo deuda): dichas documentaciones las entregó inmediatamente durante los días siguientes en el local de CETROGAR S.A. de esta ciudad.
Que transcurrido el tiempo, no tuvo respuestas concretas por parte de CETROGAR S.A.; manteniéndolo siempre con la promesa de que le iban a solucionar el inconveniente y hacerle entrega de las documentaciones de la motocicleta, ya que eran indispensables contar con las mismas para el uso del rodado en la vía pública, no obteniendo resultados positivos. Que habiendo transcurrido más tres meses desde la presentación de las documentaciones, en el mes de Mayo del cte. año le volvieron a solicitar desde la administración de CETROGAR S.A. que les presente nuevamente las documentales: certificado de defunción, certificado de nacimiento y copias de las facturas de compra de la motocicleta, por lo que otra vez entregó copias certificadas de las mismas.
Dando resultados negativos todas los reclamos personales efectuados por su parte y no teniendo en su poder ninguna constancia de la presentación de la documentaciones y/o de las gestiones y/o reclamos realizados (ya que se negaban a entregar constancia de los mismos), en fecha 22705/2013 remite Carta Documento CD Nº 195955459 a CETROGAR S.A. (que adjunta al presente) por la cual intima fehacientemente a que le hagan entrega de las documentales de la motocicleta (título de propiedad, cédula verde, patente, factura de compra original, etc.). Que la misma fue contestada en fecha 06/06/2013 a través de CDNº 297636274 por el apoderado de la firma, Dr. Virasoro Adrian, quien en nombre de la empresa rechaza totalmente la misiva enviada por su parte.
Que con todo esto se vislumbra las constantes e injustificadas excusas que pone la firma comercial CETROGAR S.A. para obstaculizar y/o negarle la entrega de las documentaciones de la motocicleta; siempre aprovechándose de su situación de preeminencia frente a los consumidores; siempre “dilatando” brindar soluciones para que los consumidores terminen desistiendo en sus reclamos, ya que la burocracia, el papeleo, exceso de trámites, hacen extenuar a cualquier consumidor.
Que la legitimación para solicitar la presente medida, surge de su condición de legítimo heredero de la propietaria del motovehículo y también en su carácter de consumidor.Cita Doctrina.
Que asimismo la relación de consumo (art. 3) se termina de definir con la firma CETROGAR S.A. en su carácter de proveedor de bienes y servicios (art. 3 – Ley 24240). Cita Doctrina.
Que la adquisición de la motocicleta por parte de su madre en los términos antes señalados, también implica a todos los accesorios que comprende la misma, entre los que básicamente se encuentran las documentales que acreditan la compra y su titularidad. Transcribe arts. del CC.
Respecto de la procedencia de la MEDIDA AUTOSATISFACTIVA pretendida, la urgencia se debe a la necesidad imperiosa de contar con las documentaciones de la motocicleta (Cédula verde, Título de Propiedad, Factura original de compra) para otorgarles el uso que corresponde de acuerdo al fin del producto adquirido, ya que sin dichas documentaciones no se puede transitar en la vía pública; de lo contrario se estaría vulnerando las normativas contravencionales y demás leyes de tránsito; resultando asimismo necesario para poder iniciar la transferencia de los derechos sobre el bien en un proceso sucesorio.
Que la temeraria conducta de CETROGAR S.A. lo ha obligado a promover esta medida para que se haga cesar su renuencia, que bien son hábiles y rápidos para concretar una venta, pero para solucionar los problemas relacionados con los productos comercializados ponen miles de trabas, excusas y pretextos a sus clientes. Que sin dudas le urge la resolución autosatisfactiva; la naturaleza misma de su reclamo lo justifica.
Que la certeza del derecho es evidente; la explicación formulada, más la documentación arrimada a la causa no dejan lugar a dudas. Cita Doctrina y Jurisprudencia.
Que su madre, Sra. ANTONIA ERMELINDA DIAZ al momento de comprar la motocicleta en fecha 10/12/12 también debió autorizar a CETROGAR S.A. y abonar los costos que ello implicaba por la contratación de un “Seguro de Vida por Saldo de Deuda”; sin dicho requisito su madre ni ningún otro consumidor podrían adquirir bienes y productos en dicha empresa. Que la contratación en dicha Póliza se realiza a través de la suscripción en las oficinas comerciales de CETROGAR S.A. de un contrato tipo (Formulario de Adhesión/Certificado de Cobertura individual); por el cual el consumidor toma conocimiento y autoriza a la compañía a contratar por su cuenta y orden la Póliza de Seguro de Vida destinada a cubrir la deuda originada del crédito personal; el monto asegurado consiste en el saldo deudor a la fecha del fallecimiento del consumidor. Que las cláusulas y condiciones están enumeradas en la documental que adjunta al presente y que por cuestiones expositivas se remite a su contenido, dándolas por reproducidas.
Que con todo ello queda de manifiesto que CETROGAR S.A. no puede alegar la existencia de ninguna deuda por parte de su difunta madre ni de su parte que justifique la retención de las documentaciones de la motocicleta adquirida, ya que la misma (y con seguridad) ya habrá percibido las primas correspondientes en concepto de deuda contraída por su madre; la deuda está cancelada.
Que por lo tanto no existen motivos razonables para que CETROGAR S.A. le niegue la entrega del Título y Cédula de Propiedad del motovehículo, patente y factura de compra original (Factura Nº 0060-00133142- 10/12/12).
Solicita aplicación de astreintes. Ofrece Pruebas. Funda en Derecho. Efectúa petitorio de estilo.
Planteada la cuestión en los términos precedentemente expuestos, cabe señalar que tanto Jurisprudencia como Doctrina, en los últimos años han comenzado a distinguir ciertas situaciones merecedoras de tutela jurisdiccional urgente que no encuadran en el esquema legal propio de las medidas precautorias.
La nota característica de estos procesos urgentes consiste en la prevalencia en el trámite del principio de celeridad que obliga a reducir la cognición y a postergar la bilateralidad, con la finalidad de acordar una tutela eficaz y rápida.
Sobre el particular, Peyrano en “Reformulación de la Teoría de las Medidas Cautelares”, afirma que si bien todo lo cautelar es urgente no todo lo urgente es cautelar, comprendiendo el género denominado “proceso urgente” diversas especies, tales como las medidas precautorias, las anticipatorias y las autosatisfactivas.
Siguiendo al citado autor, y el texto de las conclusiones del XIX Congreso Nacional de Derecho Procesal, celebrado en Corrientes en agosto de 1997, podemos definir a las Medidas Autosatisfactivas diciendo que son soluciones jurisdiccionales urgentes, autónomas, despachables “inaudita et altera pars” y mediando una fuerte probabilidad de que los planteos formulados sean atendibles. Importan una satisfacción definitiva de los requerimientos de los postulantes, motivo por el cual se sostiene que son autónomas, no dependiendo su urgencia y mantenimiento de la interposición coetánea o ulterior de una pretensión principal.
Como se observa, lo que singulariza a las llamadas Medidas Autosatisfactivas es precisamente que se agotan en su despacho favorable, no siendo necesaria la iniciación de una ulterior acción principal para evitar su caducidad o decaimiento, de manera que se diferencian principalmente de las medidas cautelares por cuanto éstas son esencialmente instrumentales, siendo esta nota lo que caracteriza la función típica e inconfundible de las providencias cautelares en cuanto producen interinamente los efectos decisorios o ejecutorios de la sentencia principal en espera del dictado de la misma, la que, cualquiera sea su contenido e independientemente de cualquier nuevo examen marcará necesariamente el término de su efímero ciclo vital.
Así, “La doctrina ha definido a las medidas autosatisfactivas como un requerimiento jurisdiccional urgente, fundamentado en una verosimilitud calificada (es decir, signada por una fuerte probabilidad de su atendibilidad) del derecho material alegado que se agota en su despacho favorable; despacho que viene a satisfacer ya mismo las necesidades del requirente, a quien no le es menester promover -concomitante o posteriormente- otra acción para conservar los efectos prácticos obtenidos con la autosatisfactiva. Su propia descripción revela que si bien se asemeja (así, puede llegar a dictarse inaudita et altera pars), no es una medida cautelar (cfr. Peyrano, Jorge W., “Una especie destacable del proceso urgente: la medida autosatisfactiva”, J.A. nº 6152, pág. 2). (Del dictamen Fiscal al que adhiere la Sala)”(Autos: “CARRETE, RAQUEL c/ A.N.Se.S.”. Poclava Lafuente-Fasciolo-Laclau. 19/12/2001 Cámara Federal de la Seguridad Social. Sala III. Nro. Sent.: sent. int. 74070. Nro. Exp.: 27538/2001).
Ya en el ámbito del derecho del consumidor, se ha dicho que la medida autosatisfactiva de su protección es un requerimiento de carácter urgente formulado al órgano jurisdiccional en pro de la tutela de los derechos de consumidores y usuarios reconocidos constitucionalmente, conculcados por los proveedores de bienes o servicios a través de vías de hecho, que finaliza o se agota con una resolución favorable al peticionante haciéndose innecesario entablar una acción principal posterior para evitar que la medida caduque (conf. Luis G. Montenegro, Los derechos del consumidor y su protección efectiva, “Medidas Cautelares”, Augusto M. Morello (Director), Ed. L. L., pág. 173).
El procedimiento de la medida autosatisfactiva a los fines de canalizar las pretensiones de los consumidores se encuentra contemplado en lo previsto por el art. 53 de la Ley 24240 y su reforma Ley 26361.
Y en esta línea se ha expresado que “Los requisitos para que proceda la medida son: 1) que haya urgencia impostergable (tutela inmediata imprescindible); 2) que exista verosimilitud en el derecho, acreditado al inicio del requerimiento, o de sumaria comprobación; 3) que coincidan el objeto de la pretensión autosatisfactiva con la pretensión sustancial, de modo que su resolución consuma el interés jurídico del consumidor peticionante, tornando innecesario iniciar un proceso posterior…” (autor y op. cit. pág. 173).
En la presente causa el actor reclama de la firma comercial CETROGAR S.A. la entrega del Título de Propiedad, Cédula Verde, Factura Original de compra, Patente, Formularios de Inscripción ante R.N.P.A., y toda otra documentación relacionada con la adquisición de la MOTOCICLETA MARCA HONDA MODELO WAVE NF 100- RY-NAC- MOTOR Nº SDH150FMG2C5843855 – CHASIS Nº 8CHPCGB21DL016932, que realizara su madre fallecida – Sra. Antonia Ermelinda Díaz.
La legitimación activa del recurrente se haya acreditada con la documental consistente en el Acta de Defunción de la Sra. Antonia Ermelinda Díaz y el Certificado de Nacimiento acompañados en fotocopias autenticadas – que obran reservadas bajo Sobre Nº 9227 y que para este acto tengo a la vista, y resulta inherente a su calidad de hijo de la fallecida en virtud de lo establecido por los arts. 3410 y 3417 del Código Civil.
Como lo señala la doctrina: “Inherente a la calidad de heredero es la facultad para actuar en salvaguarda de esos derechos, acciones y obligaciones que recibe y sin cuyo auxilio, la mayor parte de las veces, lo otorgado por el Código se convertiría en letra muerta. Con las acciones correspondientes ve integrado el patrimonio que recibe, lo custodia y defiende” (Héctor Roberto Goyena Copello, “Procedimiento sucesorio” – Ed. Astrea, pág. 166).
No se debe soslayar que el peticionante de la medida requiere la entrega de la documentación del motovehículo inscripto a nombre de la Sra. Antonia Ermelinda Díaz, requisito sine qua non para poder incluir dicho bien registrable en el acervo hereditario correspondiente al juicio sucesorio de la fallecida, juicio que deberá iniciar para poder realizar todos los pasos procesales que el código de rito indican como necesarios para gozar con plenitud de sus derechos.
Establecida la legitimación activa, corresponde analizar la pasiva y en este cometido observo que con la documental acompañada se encuentra debidamente acreditada.
Ahora bien, deviene procedente en este estadio el estudio de las obligaciones a cargo de la demandada lo que según Disposición D.N. Nº 667/09 de la Dirección Nacional de Registros de la Propiedad del Automotor y Créditos Prendarios por la cual se aprueba el procedimiento para la registración inicial de los motovehículos y a los fines de garantizar que las unidades vendidas sólo sean retiradas de sus lugares de venta con posterioridad a su registración, o bien munidas de una constancia que dé cuenta de que se han iniciado los trámites a ese efecto (ver considerandos de dicha Disposición) determina como obligación a cargo de los Comerciantes Habitualistas de motovehículos (como es el caso de la demandada) que no podrán hacer entrega a los adquirentes de las unidades por ellos comercializadas hasta tanto éstas se encuentren inscriptas en el Registro Seccional de la Propiedad del Automotor con competencia exclusiva en Motovehículos competente, con excepción de aquellos casos en que los adquirentes acuerden asignar la tramitación y gestión de la mencionada inscripción al Comerciante Habitualista, circunstancia que obliga a este último a confeccionar y hacer entrega al usuario -junto con la unidad- de un Permiso de Circulación de carácter temporario con una vigencia de siete (7) días corridos, debiendo en este supuesto el comerciante presentar el trámite de inscripción inicial dentro de las setenta y dos (72) horas hábiles siguientes (conforme art. 2 de la Disposición en cuestión).
En el caso de marras, con la entrega del motovehículo objeto de la compraventa a la Sra. Antonia Ermelinda Díaz, nacía para la firma vendedora la obligación de entregar la documentación correspondiente a la inscripción a su nombre del mencionado motovehículo, en el breve plazo establecido por la normativa, obligación que no ha sido cumplida por la demandada conforme surge de la contestación a la carta documento enviada por el recurrente -reservada bajo Sobre Nº 9227 y que para este acto tengo a la vista.
Respecto de la impostergabilidad de la tutela judicial inmediata, ésta surge de la necesidad de contar con la documentación necesaria para ejercer regularmente el uso y goce a la cual está destinada la cosa, en el caso, el motovehículo.
En virtud de lo expuesto, constancias de autos, doctrina y jurisprudencia citadas, encuentro reunidos en este caso los extremos que hacen procedente la medida peticionada por la actora.
Por ello, RESUELVO:
I) HACER LUGAR a la medida autosatisfactiva promovida, y en consecuencia ORDENAR a CETROGAR S.A. para que en un término de 48 hs. a partir de notificada la presente, proceda a la inmediata entrega al Sr. Daniel Cardozo -D.N.I. Nº 33.227.981, de la siguiente documentación: Título de Propiedad, Cédula Verde, Factura Original de compra, Patente y Formularios de Inscripción ante R.N.P.A. correspondientes a la MOTOCICLETA MARCA HONDA MODELO WAVE NF 100- RY-NAC- MOTOR Nº SDH150FMG2C5843855- CHASIS Nº 8CHPCGB21DL016932, adquirida por quien en vida fuera Antonia Ermelinda Díaz -D.N.I.Nº 24.839.446.
II) COSTAS a la demandada (art. 68 del CPCC). Resultando de la aplicación de las pautas indicativas establecidas por la Ley Arancelaria, honorarios inferiores al mínimo determinado por el art. 5º de la citada ley, estimo justo y equitativo fijar los honorarios del Dr. Julio César Morales Bordón en la suma de PESOS TRES MIL TRESCIENTOS ($ 3.300,00) en el doble carácter. Todo con más IVA si correspondiere. Notifíquese a Caja Forense.
III) NOTIFÍQUESE. REGÍSTRESE. PROTOCOLÍCESE.
Dr. EMILIO O. HAIQUEL.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s