ART en liquidación y créditos pendientes.

22/12/2011 – Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, sala VII

En autos “Urquiza, Juan A. v. Emprendimientos Ferroviarios S.A. y otro” se consideró que la responsabilidad del pago de las prestaciones fundadas en la Ley de Riesgos del Trabajo reclamadas a una ART que entró en liquidación, no puede imputarse al empleador por la mala elección de la aseguradora, sino sólo exclusivamente a ésta.

2ª INSTANCIA.— Buenos Aires, diciembre 22 de 2011.

La Dra. Fontana dijo:

I.— La sentencia de primera instancia que hizo lugar parcialmente a las pretensiones del actor, viene apelada por la parte actora, la codemandada Emprendimientos Ferroviarios SA y el Fondo de Reserva —Prevención ART SA— a tenor de los memoriales de fs. 388/390 y fs. 381/386, que fueron contestados a fs. 401/405 y fs. 406/407.

En primer lugar trataré el recurso de apelación de la parte actora quien afirma que a la fecha del infortunio percibía un haber mensual de $ 1900, por lo que la indemnización debió calcularse teniendo en cuenta dicha suma.

En mi opinión, el recurso no puede tener favorable acogida.

En efecto, de la sentencia apelada surge que a quo determinó el monto indemnizatorio de acuerdo a lo previsto por el art. 14, inc. 2, apart. a, ley 24557 aplicable al caso, y para ello tuvo en cuenta el valor del ingreso base mensual, el cual fue calculado por el perito de acuerdo a lo previsto por el art. 12, inc. 2, del citado cuerpo normativo.

En consecuencia, no encuentro motivos para apartarme de lo resuelto en origen, por lo que propongo su confirmación.

Luego cuestiona el actor que el sentenciante haya decidido el rechazo de la demanda contra Emprendimientos Ferroviarios SA.

Sostiene que Luz ART fue declarada en liquidación y que la mala elección de la aseguradora no debe en ningún caso perjudicar al trabajador.

Adelanto que en mi opinión, el recurso no puede prosperar en tanto dista de constituir una crítica concreta y razonada de los fundamentos de la sentencia apelada (art. 116, LO).

A todo evento, destaco que la accionante fundó su reclamo en la Ley de Riesgos del Trabajo, con lo cual la responsabilidad del pago de las prestaciones sólo puede imputarse a la ART demandada.

Por lo expuesto, propongo confirmar lo resuelto en primera instancia.

También agravia al accionante que en la sentencia se haya omitido el tratamiento del pedido de aplicación de la sanción por temeridad y malicia (art. 275, LCT), peticionado a fs. 340/341.

A mi juicio, no le asiste razón en su planteo.

En efecto, la referida multa sólo resulta aplicable en casos extremos y con el convencimiento absoluto de que el obrar de una de las partes resultó malicioso y temerario, circunstancia que no consideró acreditada en el presente caso, en tanto no se evidencian en la causa propósitos obstruccionistas o dilatorios por parte de las demandadas.

Finalmente cuestiona la parte actora que la sentenciante haya decidido el cómputo de intereses a partir de la fecha de alta médica otorgada por Luz ART el 1/03/2004.

Adelanto, que en mi opinión, el recurso tampoco puede tener favorable acogida en este punto.

De las constancias de la causa surge que Luz ART, otorgó al actor prestaciones médicas hasta el 1/3/2004 (fs. 11), por lo que sólo a partir de entonces puede tenerse por consolidado el daño resarcible.

En consecuencia, propongo confirmar la sentencia de primera instancia también en este punto.

Por otra parte, el fondo de reserva —Prevención ART SA— solicita que se lo exima del pago de los intereses y de las costas del proceso.

A mi juicio, le asiste razón en su planteo, en tanto el art. 19, inc. 5, dec. 335/1997 (reglamentario de la ley 24557) dispone expresamente que “la obligación del Fondo de Garantía alcanza al monto de las prestaciones, excluyéndose expresamente los intereses, costas y gastos causídicos.”

Por lo expuesto, propongo hacer lugar al recurso del Fondo de Reserva —Prevención ART—, y eximirlo del pago de las costas e intereses del proceso.

Seguidamente, se agravia la codemandada Emprendimientos Ferroviarios SA por la forma en que fueron dispuestas las costas de grado a su respecto.

En mi opinión, no existen motivos para apartarme de lo resuelto.

En efecto, sin perjuicio del resultado finalmente alcanzado respecto de la codemandada, el análisis de las constancias obrantes en autos demuestra en mi opinión que las circunstancias fácticas que rodearon al accidente pudieron inducir al actor a considerarse con mejor derecho para demandar como lo hizo. Por ello, propongo confirmar lo resuelto en primera instancia.

Los letrados de la parte actora y de la codemandada Emprendimientos Ferroviarios apelan los porcentajes de honorarios que les fueron regulados.

Sin embargo, a mi juicio, no les asiste razón en su planteo, en tanto las regulaciones de primera instancia fueron realizadas sobre el monto total reclamado, por lo que lucen adecuadas en atención a la extensión de las tareas desarrolladas y demás pautas arancelarias aplicables. Por ello propongo su confirmación (conf. ley 21839 y art. 38, LO).

II.— En atención al resultado obtenido, sugiero imponer las costas de alzada en el orden causado (conf. art. 68, párr. 2, CPCCN) y regular los honorarios de la representación y patrocinio letrado de la actora y codemandada en un …% de lo que les corresponde percibir por su labor en la primera instancia.

III.— Por lo expuesto y de prosperar mi voto, propongo: 1) Confirmar la sentencia de grado, en todo cuanto fuera materia de agravio. 2) Imponer las costas de alzada en el orden causado (art. 71, CPCCN); 3) Regular los honorarios de la representación y patrocinio letrado de la actoras y codemandado, respectivamente, por las tareas de alzada en el … % de lo que les fuera regulado por su desempeño en la instancia anterior. (art. 14, ley 21839 y 38, LO).

La Dra. Milagros Ferreirós dijo:

Por compartir sus fundamentos, adhiero al voto que antecede.

El Dr. Rodríguez Brunengo:

No vota (art. 125, ley 18345).

En atención al resultado del presente acuerdo, el tribunal resuelve:

1) Confirmar la sentencia de grado, en todo cuanto fuera materia de agravio.

2) Imponer las costas de alzada en el orden causado;

3) Regular los honorarios de la representación y patrocinio letrado de la actora y codemandado, respectivamente, por las tareas de alzada en el …% (… por ciento) de lo que les fuera regulado por su desempeño en la instancia anterior. (art. 14, ley 21839 y 38, LO).

Regístrese, notifíquese y devuélvase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s